10 consejos para que una habitación parezca más grande

10 consejos para que una habitación parezca más grande

¿Necesitas más metros cuadrados? Con este post nos gustaría darte trucos para que tu habitación parezca más grande y optimizar ese espacio tan reducido que parecía imposible cambiar. La pintura,  el mobiliario, la luz...¡todo cuenta!

 

 

Hacer que una casa pequeña parezca más grande es un reto no solo para decoradores e interioristas sino para cualquier propietario que busque crear una mayor sensación de amplitud visual.

 

Parece complicado pero en realidad existen multitud de elementos y recursos sencillos que te permitirán hacer que tus habitaciones parezcan más grandes sin acometer grandes reformas. Desde el color de las paredes hasta el diseño o la disposición del mobiliario,  te ayudarán a usar tu limitado espacio al máximo y a hacer que tu casa se vea mas amplia y espaciosa.

 

 

  1. Luz natural

 

Deja entrar toda la luz natural como sea posible en tus habitaciones, ya que dará la sensación de mayor espacio. Si no cuentas con la entrada de suficiente luz natural, juega con las luminarias, ya que es importante no bloquear los diferentes puntos de luz para no volver la estancia oscura y por tanto, más pequeña.

 

Además de una buena iluminación de techo, también deberás de hacer uso de lámparas de pie, lámparas de mesa  y  apliques de pared para iluminar todos los rincones.  Las luces indirectas en puntos estratégicos como cabeceros, estanterías y otras piezas de mobiliario conseguirán ahorrar espacio, además de aportar intimidad y personalidad.

 

Otro truco  para engañar a la vista es extender la barra de las cortinas más allá de los marcos de la ventana. La abertura parecerá mayor.

 

  1. Paredes blancas

 

Si quieres que una habitación parezca más amplia utiliza colores claros en las paredes. En concreto, el blanco es el color que mejor refleja la luz y crea la ilusión de más espacio. Evita las paredes de colores oscuros como por ejemplo el rojo, gris oscuro o verde oscuro ya que el cuarto parecerá mucho más pequeño.

 

  1. Muebles

 

Una de las claves de la decoración de cualquier espacio de dimensiones reducidas es acertar con la elección del mobiliario.

 

A la hora de amueblar un piso pequeño, debes intentar que el mobiliario contenga espacio de almacenamiento, para no tener que comprar muchos muebles y así ahorrar espacio. Por ejemplo, son muy útiles las camas con canapé o sofás con huecos para almacenar.

 

Por otro lado, apostar por piezas con patas visibles y delgadas, como el sofá nórdico Escania o el sofá nórdico Isabella, es un recurso muy eficaz para trasladar ligereza a la estancia y hacer que parezca más grande. Al dejar ver ciertas partes del suelo que de otra manera estarían totalmente cubiertas, logramos que la sensación de amplitud sea mayor.

 

Del mismo modo, las mesas de vidrio permiten que se pueda ver el suelo y otros muebles que se encuentran en la habitación, de modo que si estás buscando una mesita, puede ser apropiado que sea de cristal, como la ideal Mesa Noguchi o la espectacular Mesa Crystel.

 

 

  1. Mesas redondas

 

Las mesas redondas tienen casi la misma superficie que las mesas rectangulares, pero ahorrarás más espacio al no tener que andar esquivando las esquinas por la habitación. La mesa de diseño inspirada en la famosa Mesa Eames destaca por su versatilidad ya que encaja a la perfección en cualquier estancia de la casa, bien en el salón o en el dormitorio, a modo de mesa auxiliar.

 

 

  1. Textiles

 

Opta por textiles ligeros huyendo de cortinas opacas y telas gruesas y pesadas.

Tampoco coloques edredones especialmente oscuros sobre la cama. Tejidos como el algodón llenarán de ligereza tus estancias y conseguirán que parezcan más amplias.

 

 

 

  1. Coloca espejos

 

Más allá de su función estética, los espejos serán tus grandes aliados hacer que tu casa parezca más grande, ya sea colocando uno de grandes dimensiones o varios. Además de ampliar visualmente el espacio, incrementará la luminosidad de la estancia.

 

 

  1. Estanterías

 

Los estantes flotantes son un gran recurso en decoración, ya que son ideales para colocar libros o cuadros sin restar espacio a nuestras habitaciones.

 

 

 

  1. Ropa a la vista

 

Apuesta por burros, colgadores o percheros a la vista para colgar tu ropa. Gracias a ellos podemos construir vestidores en espacios reducidos logrando a su vez espacios diáfanos.

 

Además, los percheros a la vista son una divertida y minimalista opción para conseguir que tu ropa forme parte de la decoración de tu hogar. Si te gusta el estilo industrial, apuesta por este perchero vintage fabricado en acero y madera maciza.

 

  1. Separar las estancias

 

¿Tu habitación es a la vez oficina, sala de estar  y cuarto de juegos? Si es así, es importante que delimites estos espacios para hacer que tu casa se vea más grande. Puedes hacerlo con estanterías como la estanteria nórdica de madera de diseño inspirada en la famosa Estantería Dix, una gran alfombra o un sofá situado como separación.

 

 

Las ventanas falsas o divisorias son lo último y una opción perfecta para marcar una separación entre diferentes ambientes, a la vez que volvemos engañando al ojo ofreciendo sensación de mayor espacio.

 

 

  1. Almacenaje

 

Si no cuentas con mucho espacio es importante tu casa esté lo más ordenada posible. Utiliza los espacios muertos para añadir zonas de almacenaje sin perder metros cuadrados, ni ahogar la habitación. Puedes utilizar  cestos, cajas decorativas  o baúles para guardar papeles, llaves y otras cosas que se vean desordenadas.

 

 

Comentarios (0)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Todos los campos son obligatorios.