3 estilos de decoración vintage para bares que triunfan en la actualidad

3 estilos de decoración vintage para bares que triunfan en la actualidad

Para que un negocio de hostelería atraiga y mantenga a sus clientes debe tener un buen servicio, productos de calidad y una decoración que despierte la curiosidad de los que no conocen el lugar y atrape a aquellos que entran a diario. La decoración vintage te ayuda a lograrlo

Puede que sea por mi profesión, pero estoy segura de que a ti también te pasa: te encantan esos bares donde la decoración, sea del estilo que sea, está cuidada con sumo mimo. Y es que para entrar en un local que no conocemos, la decoración es como la tarjeta de presentación y, por tanto, tiene que llamar la atención, invitar a entrar y, por supuesto, a quedarte y consumir.

Y, precisamente, uno de los estilos de decoración que más triunfan en los últimos tiempos, es el estilo vintage, el cual, por fortuna, tiene diferentes variantes, lo que hace que no todos los establecimientos de hostería sean iguales, además de que cada uno, después, le da su propio toque personal y, por supuesto, tiene su propia carta de productos.

Esa carta de productos es la que nos ayudará a fidelizar, pero la decoración juega un papel mucho más social; es como un relaciones públicas que llama la atención de aquellas personas que pasan por la calle.

Además, en los tiempos que corren, donde quien más quien menos saca una foto de un lugar que le llama la atención, la decoración es todavía más importante. Por eso, hoy quiero hablarte de 3 estilos diferentes de decoración vintage con los que puedes dar un nuevo estilo a tu bar.

Decoración vintage industrial para bares

Lejos de parecer fría, este estilo se caracteriza por dar una sensación de amplitud y limpieza como pocos estilos ofrecen. Es ideal para aquellos bares o cafeterías situados en entornos de negocios, mucho más si hablamos de un parque empresarial donde la tecnología es la base de los negocios que se encuentran en este lugar.

Tal y como indica su estilo y teniendo en cuenta las necesidades tanto laborales como sociales de las personas hoy en día, en este tipo de bares también hay que tener muy en cuenta el tema del wifi, especialmente si estás en un entorno como el que antes te comentábamos.

Los colores de los negocios de hostelería que utilizan este tipo de decoración oscilan entre el blanco y el negro y el resto de tonalidades, pero también juegan con espacios concretos, paredes u objetos con colores llamativos, como puedan ser el rojo, el verde o el amarillo. La madera también suele estar presente en este estilo, si bien no será nunca la protagonista.

Si te decantas por este estilo, no te olvides de incluir objetos decorativos como la lámpara aplique vintage Bici de Diseño, una estantería vintage Scooter Vespa de Diseño o de poner bancos como el de Tolix respaldo de diseño.

Decoración romántica vintage para bares

A diferencia del anterior, en este caso, la madera noble con efecto decapado y, normalmente, en diferentes tonalidades de blanco, es la protagonista. Su objetivo no es otro que dotar al lugar de un aire de campiña inglesa o francesa, donde el lema podría ser “como en casa, en ningún sitio”.

Es ideal para bares especializados en cafés, tés y bollerías o para aquellos que se encuentran en el centro de una cuidad de estilo similar, como podría ser la ciudad de San Sebastián o de Santander, donde en sus calles más antiguas sigue muy presente todo el glamour y el romanticismo del París de principios del siglo XX.

En este tipo de lugares encajan a la perfección con sillas como la Cross o al bistró Double Cuore; ésta última, especialmente si tienes una terraza.

Decoración nórdico-vintage para bares

Este es el último estilo del que te quiero hablar y que, probablemente, sea mucho más sencillo de utilizar, independientemente del tipo de ubicación que tenga el local que regentas. Y es que el propio estilo permite mil y una ideas diferentes, que se adaptan al lugar sin problemas.

Además, es un estilo realmente acogedor y se caracteriza por el uso de muebles de madera (muchas veces maciza o imitando a la misma), además de por ser lugares luminosos, con muchos sillones o sofás que inviten a pasar largo rato en ellos. Este tipo de mobiliario es ideal tanto para aquellos lugares donde se reúnen trabajadores, amigos o para ir con niños.

De hecho, también te permite crear diferentes ambientes en un mismo lugar, de manera que atraigas la atención de un tipo de clientela por la mañana, a otra por las tardes y el fin de semana a una tercera o a la combinación de ambas.

En este caso te recomiendo objetos como el aparador Nórdico Canadá de diseño, la silla nórdica Nuit Atenea, el sillón nórdico Isabela o el sofá nórdico Cherry Velvet.

 

Y ahora que ya tienes 3 estilos diferentes para tu bar, ¿por cuál te decantas? También me gustaría saber si ya cuentas con alguno de ellos en tu negocio y si quieres añadir algún detalle para que otros tocayos de profesión lo tengan en cuenta a la hora de decorar su establecimiento.

Por supuesto, si te ha gustado este artículo, será un placer para mí que lo valores y lo compartas en tus redes sociales para que llegue al mayor número de hosteleros posible. ¡Hasta el próximo post!

 

Comentarios (0)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Todos los campos son obligatorios.