Características y consejos para tener una casa de estilo minimalista

Características y consejos para tener una casa de estilo minimalista

Es uno de los estilos más extendidos en los hogares y espacios de trabajo. Gusta porque es fácil de casar con todo tipo de gustos y encontrar mobiliario, también. Hablamos del estilo minimalista y te indicamos cuáles son sus características

 

Calma, equilibrio y espacio. Para nosotros, esas son las palabras que definen al estilo minimalista. A las mismas añadiríamos que se trata de un estilo práctico. Esto ha llevado a que, durante muchos años, se haya asociado a un tipo de decoración sosa, sin colores y poco estilosa. Nada más lejos de la realidad.

 

Y es que la decoración minimalista se rige por la regla de menos es más, pero siempre dentro de unas normas, como son las que hoy te vamos a hablar. Características que deberás tener en cuenta y que te recomendamos aplicar, si quieres que este estilo esté presente en tu hogar o en tu espacio de trabajo.

 

Eso sí, en el estilo minimalista, al igual que en el resto de estilos, es importante tener en cuenta:

 

  • Con cuánto espacio contamos
  • Qué utilidad le vamos a dar a este espacio
  • Qué necesitamos para ese espacio
  • De qué podemos prescindir
  • Quién vive en ese espacio

 

¿Lo tienes en cuenta? Entonces, apúntalo todo, porque necesitas tenerlo siempre en mente cuando te vayas a poner a diseñar nuevos espacios, con los nuevos muebles.

 

10 características del estilo de decoración minimalista

Puede que te parezcan muchas al comienzo, pero en cuanto las empieces a leer, seguro que te casan todas y que, incluso, extraes otras:

  1. Iluminación: la decoración minimalista es siempre muy luminosa; luminosidad que se la puede dar la luz natural, la luz artificial y ciertos colores en paredes o en muebles.
  2. Mobiliario: a medida o práctico. Los muebles de este tipo de decoración son siempre protagonistas de los espacios, porque solo se eligen aquellos que son necesarios y se busca que sean lo más práctico posibles y que, por lo general, cumplen un par de funciones en una. Por ejemplo, en el caso de una cocina, se priorizan las cocinas con isla, porque ese mueble reúne en un solo espacio, casi todos los muebles necesarios de este espacio, a excepción del frigorífico y de lavadora, en algunos casos.
  3. Espacios aprovechados: como ya hemos dicho, la decoración minimalista se basa en un estilo de decoración muy práctico y para ello es necesario poder aprovechar cada esquina. De ahí que, muchas veces, la gente se decante por muebles hechos a medida, aunque no es necesario, siempre y cuando sepas elegir bien y, sobre todo, dejarte asesorar por profesionales del sector de la comunicación. A nosotros nos encanta recibiros y poder ayudaros a la hora de elegir aquellos que mejor se adapten a vuestro caso.
  4. Colores: si bien es cierto que el blanco o los colores claros son los más empleados, no podemos olvidar que en este tipo de decoración, los colores llamativos se utilizan para, precisamente, dar un toque de color a los espacios, calidez y, del mismo modo, fijar un punto de atención en ese lugar, de manera que sea el protagonista de la misma.
  5. Líneas rectas: es lo que predomina tanto en el mobiliario principal, como en el auxiliar. Líneas rectas, sencillas, pero también formas redondas y poco llamativas.
  6. Orden: hay quien pueda pensar que el orden es algo intrínseco a las personas, más que a los estilos, pero lo cierto es que en las viviendas y espacios de trabajo donde se utiliza el este tipo de decoración, el orden prevalece por encima de todo, ya que al haber poco mobiliario y muy práctico, la sensación también es de orden.
  7. Naturaleza: sin necesidad de que estemos hablando de introducir plantas decorativas, que también forman parte de este tipo de decoración, lo que siempre vemos en el estilo minimalista son muebles elaborados con materiales naturales, siendo la madera una de las más empleadas.
  8. Paredes sencillas: muchas veces, la decoración de las mismas es la propia de la pared, porque se estilan mucho las paredes al desnudo. En caso de que se empleen cuadros o espejos, por ejemplo, han de ser sencillos y, sobre todo, que no desequilibren la paz que respiran estos lugares.
  9. Suelos: por lo general, sin alfombras y si las hubiera, han de ser planas, sencillas y que sean capaces de mimetizarse con el resto del espacio donde se coloquen. En todo caso, nunca ocuparán todo el suelo del espacio. Más bien serán para colocar bajo mesas, sillas o para dar la bienvenida a la entrada de los diferentes espacios de la casa. En algunas ocasiones, las alfombras también decorarán las paredes.
  10. Accesorios y complementos: sí que estarán presentes, pero siempre y cuando encajen a la perfección dentro del orden que requiere este estilo de decoración, sigan las líneas rectas, redondas o simples y, sobre todo, cuando sean prácticos.

 

Y a ti, ¿te gusta este estilo de decoración? ¿Te gustaría que te ayudáramos con los muebles que mejor casan con este tipo de decoración? Te leemos en comentarios.

Comentarios (0)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Todos los campos son obligatorios.

¿Tienes dudas?
Estoy listo para atenderte
Chat On Line
¿Finalizar conversación?

Tu nombre