Cómo aplicar la filosofía hygge en tu casa a través de los muebles

Cómo aplicar la filosofía hygge en tu casa a través de los muebles

El movimiento Hygge promueve la idea de que creando espacios agradables e íntimos se consigue mejorar nuestro bienestar. ¡Te enseñamos a transformar tu hogar en un espacio lleno de armonía y a la última a través de los muebles!

 

Es en el hogar donde reside la clave del hygge. Los espacios nos deben proporcionar paz y confianza para que podamos sentirnos cómodos y llenos de armonía y energía. Y para conseguirlo, la decoración es fundamental.

 

La palabra hygge es de origen danés y viene a significar algo así como “acogedor”. El concepto es difícilmente traducible, sería una mezcla entre “acogedor”, “bienestar”, “confortable” y “relajado”, pero consiste en la filosofía de disfrutar de las pequeñas cosas que nos hacen felices, conseguir una sensación de bienestar absoluto, y esto se ha llevado al mundo de la decoración para “tener hygge” en tu propia casa.

 

Casualmente, Dinamarca -el país donde se originó este movimiento- es el país más feliz del mundo según un informe anual que la ONU lleva realizando desde 2012. Muchos apuntan que, más allá de su estado de bienestar que es referente mundial, el secreto de su felicidad es el hygge. Es el sentimiento de paz que proporciona tomar un café leyendo un libro o una charla agradable frente a una chimenea.

 

Si quieres dar a tu casa un estilo hygge, te damos las claves para crear rincones familiares, que sean cómodos, a la última, pero que a la vez te hagan sentir que en casa se está mejor que en ningún otro sitio.

 

Materiales nobles

 

Los que apuestan por la filosofía hygge aman la naturaleza. Puedes crear interiores en materiales nobles con la madera como auténtica protagonista en puertas y muebles que darán ese toque cálido y acogedor.

Apuesta por mesas de madera en tonos naturales para el salón y la cocina, adornos de mimbre o metales que complementen la estancia. Decántate por suelos también de maderas nobles (la mayoría de las casas escandinavas las tienen, buscando siempre el confort que proporciona este material). Puedes completar la mesa de madera con sillas con la base de hierro, como la silla Atlantic, con estructura de acero en óxido envejecido y tapizado en piel envejecida o la silla Cross , fabricada en madera lacada y asiento de rattan natural.

Inspiración industrial

Las líneas puras y sencillas son la base del diseño escandinavo y en muchas ocasiones, nos encontramos en la decoración nórdico-escandinava un toque de estilo industrial.

Puedes incluirlo en cualquier estancia mediante muebles y otros accesorios como, puffs de diseño, sillas de diseño como la famosa silla Butterfly de estructura de acero color negro y tapizado de cuero cosido de forma artesanal, lámparas de estilo industrial o percheros de estilo industrial, utilizando el hierro - ya sea en negro, gris, con restos de óxido- como gran protagonista, junto con la madera.

 

 

Iluminación

 

La iluminación es un aspecto fundamental para crear ambientes agradables y confortables. Intenta combinar la luz natural con la luz artificial y que ésta sea acogedora.

 

A la hora de escoger las luces es fundamental acertar con la intensidad adecuada. Además, para evitar ambientes muy planos, no te limites sólo a las lámparas de techo. Utiliza modelos de pie o sobremesa para dar calidez o crear distintas zonas y luces puntuales, si quieres resaltar rincones u objetos.

 

Auxiliares para los rincones

 

En el comedor, las mesas auxiliares al lado o justo frente al sofá principal son un objeto imprescindible para crear ese rincón que aporte el gusto por el diseño nórdico, con un contraste de materiales en los que se combina madera natural y metal. ¡Será tu rincón de lectura ideal! ¿Y disfrutarlo frente una chimenea? Sería de ensueño, y aunque la chimenea encendida es un elemento esencial en la decoración hygge, ya que aporta relajación y bienestar, la mayoría de las casas no disponen de este elemento tan especial, por lo que las velas serán tus grandes aliadas. Se trata de cuidar las pequeñas cosas para que sentirse cómodo.

 

Con una butaca relax como el sofá cubus de una plaza o la silla Seven Nogal fabricada en madera de nogal americano y tapizada en piel negra y tu manta preferida podrás pasar grandes ratos y disfrutar de las pequeñas cosas como una taza de chocolate caliente con tu película preferida, un buen libro y un café o quedarte en la cama el domingo bajo el edredón.

 

 

 

 

 

Cuando un danés viene a España lo primero que le sorprende es que nuestra querencia a los bares. Allí el ocio y el tiempo con amigos se desarrolla más dentro de las casas, que están equipadas para ello: una cocina abierta, mesas infinitas y, no nos cansamos de insistir, una chimenea.

Comentarios (0)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Todos los campos son obligatorios.