Ideas para iluminar espacios oscuros y ahorrar dinero en luz

Ideas para iluminar espacios oscuros y ahorrar dinero en luz

¿No sabes cómo aprovechar espacios en tu casa que son demasiado sombríos? Te proponemos una serie de soluciones que darán más vida a tu hogar sin aumentar la factura eléctrica.

Uno de los lugares por donde más se va el dinero en nuestros hogares es en el gasto energético. Y más en estos meses en los que las horas de luz natural son más escasas que en otras épocas del año.

En otoño y en invierno tenemos mucho más tiempo las luces encendidas y hasta nos da miedo iluminar espacios oscuros de la casa porque pensamos que poner otro punto de luz va a suponer un gasto adicional.

Pero, la buena noticia es que no tiene por qué ser así. Puedes iluminar esos espacios que hasta ahora han estado relegados a un segundo término y llenarlos de vida sin tener que pensar en gastar dinero: todo lo contrario, puedes ahorrar dinero en luz si sabes cómo hacerlo.

 

Ilumina y ahorra a la vez

Puede parecer una paradoja pero, sencillamente, es una realidad. Podemos iluminar y economizar dinero en nuestra factura energética. Una de las ideas más sencillas es utilizar bombillas que ahorran y que tienen una vida útil muy larga. Las luces o focos LED reducen el consumo de energía en un 90% respecto a las bombillas tradicionales e iluminan igual, cuestan muy poco dinero en comparación con todo lo que se ahorra en luz. Prueba a colocar uno en ese rinconcito de la casa que está oscuro y verás que, por muy poco dinero, habrás ganado un espacio muy acogedor en tu hogar.

Una lámpara LED ahorra incluso 30 veces más que una lámpara incandescente, 30 veces más también que un tubo fluorescente, 25 veces más que un halógeno y 3 veces más que una lámpara de bajo consumo.

 

 

En el pasillo, detectores de movimiento

Una de las zonas de la casa en la que más oscuridad hay es en el pasillo o en la entrada. Si quieres iluminar estas zonas sin apenas costes utiliza detectores de movimiento. Son muy económicos y muy sencillos de instalar. Se trata de sensores que se iluminan solamente cuando detectan que alguien está pasando por el lugar y se apagan de forma automática cuando ya no detectan la presencia de nadie.

Otra de las medidas que puedes adoptar en tu hogar para ahorrar energía son los reguladores de luz con los que puedes subir o bajar la intensidad de la luz en función de tus necesidades. Son también muy fáciles de colocar e incluso hay muchas lámparas que los tienen incorporados en ellas.

 

Limpia las bombillas con frecuencia

Puede parecer que no es para tanto pero, una limpieza adecuada de las bombillas es imprescindible para ahorrar luz. No te imaginas la cantidad de luz que nos quita el polvo de las bombillas e incluso la visibilidad que nos restan los pequeños insectos que se pueden quedar atrapados en las tulipas o en las bases de muchas lámparas de techo. Mantén limpias de polvo e insectos las bombillas y las lámparas y comprobarás la diferencia.

 

Un rincón para la lectura

Otra de las ideas que te proponemos es hacer de ese rincón oscuro de la casa un lugar de lectura para ti o para los niños. Prueba a poner en este lugar un confortable sillón y junto a él una lámpara de pie o un flexo con la luz justa para los momentos de lectura. Así, de esta manera tan sencilla, habrás ganado un espacio muy útil y acogedor.

Ten en cuenta también el ambiente que deseas dar a ese rincón oscuro. Para conseguir un espacio cálido y confortable debes fijarte en el color de la pared. Si ésta es de color oscuro, la luz que debes aportar debe ser blanca o halógena, y, si la pared es de color claro, se puede conseguir un ambiente acogedor con un sólo foco de luz más tenue y cálida.

Otro de los sistemas que nos permitirá ahorrar luz son los apliques de pared. Son muy versátiles y, además, muy sencillos de colocar. Aportarán luz a un pequeño rincón que quieras destacar o a una fotografía o un cuadro que desees iluminar. El aplique te aportará un toque elegante, distinguido y con muy poco gasto de luz.

 

Flexos en el escritorio

Hoy en día hay muchas personas que trabajan desde casa; si tienes en tu hogar el lugar de trabajo, no utilices las luces del techo para sentarte frente a la mesa, o delante del ordenador. Utiliza flexos que dirijan la luz hacia tu lugar de trabajo, de esta manera, no sólo ahorrarás sino que también, esta luz dirigida, hará que veas mucho mejor lo que estás haciendo y tu vista (no sólo tu bolsillo) lo agradecerá.

Esta idea también es aplicable al cuarto de los niños. Si tienes hijos en edad de estudiar, coloca en su mesa un flexo. Optimizarán mucho mejor la luz y el foco irá dirigido hacia donde realmente están los deberes que tienen que hacer. Asimismo, les ayudará a concentrarse mucho mejor porque el foco de atención estará sólo donde debe estar. 

 

Comentarios (0)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Todos los campos son obligatorios.

¿Tienes dudas?
Estoy listo para atenderte
Chat On Line
¿Finalizar conversación?

Tu nombre