Salones Nórdicos VS Salones Vintage

Salones Nórdicos VS Salones Vintage

Desde hace unos años la tendencia vintage arrasa en la decoración de muchos hogares, sin embargo, este año ha llegado un nuevo boom. El estilo nórdico nos ha alcanzado con fuerza y por lo que parece  para quedarse.  

Uno totalmente opuesto al otro aunque ambos requeridos por muebles de diseño específicos para cada estilo, son perfectamente combinables el uno con el otro.

A continuación vamos a realizar las principales características y diferencias  para conseguir cada estilo por su cuenta y la posibilidad de combinarlos en el salón de nuestra casa. ¡Empezamos!

Salones nórdicos

Para conseguir el efecto nórdico en nuestros salones debemos llevar a cabo tres claves:

  1. Utilizar líneas rectas

Las líneas rectas no son solo características del minimalismo, sino que están realmente presentes en el diseño nórdico.

Vía Pinterest

Vía Pinterest

  1. Colores neutros

Tales como el blanco, negro, gris o incluso pastel. La idea es mantener los tonos neutros como protagonistas, para darle un toque de color con complementos como jarrones, marcos, etc.

 

Vía Pinterest

 

Vía Pinterest

  1. Espacios limpios con el mobiliario justo

No recargar los espacios con mobiliario innecesario, recuerda, lo importante son los pequeños detalles.

Vía Pinterest

Vía Pinterest

Salones Vintage

Al contrario que los nórdicos, los salones vintage abusan de líneas curvas.

Vía Pinterest

Vía Pinterest

Además se trata de un estilo que combina tendencias de épocas pasadas como por ejemplo los famosos sofás de diseño chester.

Vía Pinterest

Vía Pinterest

 

Por último, el efecto de combinar madera y acera puede aportarnos ese toque vintage sin necesidad de abusar de mobiliario antiguo. Esta combinación es la que más se adapta al estilo nórdico vintage.

Vía Pinterest

Vía Pinterest

Comentarios (0)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Todos los campos son obligatorios.

¿Tienes dudas?
Estoy listo para atenderte
Chat On Line
¿Finalizar conversación?

Tu nombre