Sofás Velvet: historia, variedades y decoración

Sofás Velvet: historia, variedades y decoración

Parecían haber caído en el olvido, pero el velvet o terciopelo ha vuelto con más fuerza que nunca. Eso sí, mucho más moderno, pero sin dejar de lado esa parte glamurosa que siempre le ha caracterizado. Hoy hablamos de sofás velvet

 

Dicen que las modas son cíclicas y que todo vuelve, a pesar de que no lo haga siempre de la misma manera. Como profesionales de la decoración, la verdad es que estamos completamente de acuerdo con esa frase, porque lo hemos visto muchas veces. Estilos que creías completamente desaparecidos se vuelven a poner de moda con nuevos toques, dejando de lado a otros que estaban pisando fuerte, si bien es cierto que conviven durante un tiempo.

 

Así las cosas, tampoco es de extrañar que cuando entres en una casa o en una oficina, veas diferentes estilos de decoración. Eso es sinónimo de que llevan años en ese lugar, de que han evolucionado y, también, de que sigan las modas del diseño y la decoración. En definitiva, los muebles también van marcando parte de nuestra historia.

 

Y, precisamente, una de las modas que ha vuelto en estos últimos meses es el uso del terciopelo. Es cierto que hacía muchos años que no se utilizaba en decoración (o lo hacía en casos muy excepcionales; más bien en complementos), pero ahora se puede ver de nuevo en comercios físicos y tiendas online.

 

Sillas, sofás, cortinas, mantas, paredes revestidas de terciopelo...¡nadie puede resistirse al glamour y la suavidad de este tipo de tela! Las fechas en cuanto a cuándo comenzó a ser utilizado por el hombre son confusas. Los registros más antiguos que se tienen datan del siglo XIII y nos llegan desde Oriente, pero se tiene constancia de que en el antiguo Egipto ya se utilizaban telas muy similares al terciopelo, por lo que se puede dar el caso de que se viniera utilizando desde hace 3.000 años.

 

Volviendo al terciopelo o velvet, hoy voy a centrar este artículo en los sofás confeccionados con este tipo de tela. Las variedades más comunes de sofás velvet que encontrarás en la actualidad, sus propiedades y objetivos, así como algunos consejos de decoración con respecto a los mismos. ¡Quédate, porque empezamos!

 

Características de los sofás velvet

Calidez. Esa es la palabra que mejor puede definir a un sofá velvet. Y es que más allá de que el terciopelo sea una tela que se asocie con las clases altas, lo cierto es que se diferencia del resto por la suavidad de la misma. Esto hace que sea un tipo de tela muy acogedora; que den ganas de sentarse en un sofá velvet y que, incluso antes de sentarte en él, te sientas realmente cómodo.

 

Un sofá velvet va a ser el protagonista del salón o la estancia donde lo coloques. Por tanto, tienes que tener en cuenta que el espacio en el que se coloque también lo sea, porque va a llamar la atención de todo el que lo tenga delante.

 

La variedad de estilos de sofás velvet que se fabrican actualmente hacen que los mismos casen con, prácticamente, cualquier estilo de decoración, tanto moderno como clásico. Por ejemplo, en un salón de estilo nórdico, un sofá velvet dará ese toque de calidez que se espera de una estancia de estas características. Un buen ejemplo para ello es nuestro Chesterfield Azul de diseño, el cuál, además, aportará un toque de color a ese salón blanco. Es espacioso, cómodo y tiene un diseño muy atractivo.

 

Tipos de sofás velvet

Por lo general, todos los sofás velvet o de terciopelo que vas a encontrar en las tiendas de decoración en la actualidad siguen una línea clásica, que ha sabido adaptarse a los tiempos. Así, entre algunos de los estilos cabe mencionar:

  • Sofás de terciopelo tipo Chester. Dejan de lado el tradicional cuero que se ha venido utilizando para este tipo de sofás e introducen el terciopelo, con colores asociados a los años 60 y 70, que fueron las últimas décadas donde hubo un gran boom de este tipo de sofás. Como ejemplo, nuestro Chersterfiel Verde de diseño.
  • Con botonaduras: seguro que en tu casa o en la de tu abuela había un sofá de cuero (o tela que lo imitara) con botonaduras. Me juego el cuello a que era de color marrón o vino. ¡Fueron un auténtico boom! Pues bien, ahora vuelven, pero en terciopelo y son realmente cómodos.
  • Nórdicos: esa líneas clásicas, simples y rectas de los sofás nórdicos también se han visto modernizados gracias al uso del terciopelo en ellos; tal es el caso de nuestro Sofá Nórdico Cherry Velvet.
  • Estilo vintage: en este tipo de sofás también se ha colado el terciopelo y el resultado es un estilo aún más vintage y auténtico que los tradicionales.

 

 

Mantenimiento de los sofás velvet

En este último punto, lo primero que quiero hacer es dejar de lado falsos mitos: ni los sofás velvet son de mírame y no me toques, ni duran pocos años. Al contrario, los sofás de terciopelo se pueden lavar sin problemas y si los cuidas bien, duran muchos años.

 

En todo caso, lo que es cierto es que este tipo de tela requiere de unos cuidados concretos:

  • Procurar lavar las manchas lo antes posible, ya que cuando se secan cuesta más que salgan.
  • Utilizar la boquilla manual de la aspiradora para limpiar el sofá
  • Consultar al fabricante para dudas más concretas. En este caso, si haces la compra en nuestra tienda, seremos nosotros mismos quienes te respondamos.

 

Comentarios (0)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada. Todos los campos son obligatorios.

¿Tienes dudas?
Estoy listo para atenderte
Chat On Line
¿Finalizar conversación?

Tu nombre